Vacaciones

Entre las Navidades y una serie de proyectos que tengo en la cabeza y que estoy tratando de desarrollarlos, además de estar cuidando de Ekai tres días completos a la semana por haber perdido mi trabajo, no he podido escribir hasta este momento mi siguiente post (y aprovecho que está dormidito…).
Precisamente de las vacaciones quería hablar…
Una de las peores cosas que tiene el vivir en el extranjero son las vacaciones, ya que éstas, se tienen que partir (por lo menos mitad y mitad) en lo que son vacaciones reales (monte, playa, ciudad turística, viaje transatlántico…) y la visita a casa, familia y amigos. Esto sin niño, cuando tienes niño y es tan pequeño, casi el 80 por cien de las mismas las tenemos que invertir en visita a casa. Si ponemos mi caso particular, yo soy de Iurreta (Bizkaia) y mi pareja de Madrid, así que… vamos bien!
Por suerte, tenemos muchos amigos y familia y nos encanta, pero nunca es posible estar todo lo que quisiéramos con ellos y el rato que lo pasas lo pasas mal y pensando en la siguiente visita, la verdad, a mí me produce un poco de estrés. Últimamente lo llevo mejor y estamos más relajados y esto se notó durante las pasadas navidades, ya que vimos a los que pudimos y como pudimos pero sin estresarnos y pasamos un tiempo de calidad con los pocos que pudimos ver.

P1050828
Desafortunadamente no se puede ver a todo el mundo, antes, sin niño, quizá sí, pero ya no, en mi caso, al vivir en un pueblo, aseguro que voy a pasar tiempo con la familia y con mis amigos más cercanos y el resto “ya los veré” de alguna manera si coincide, y si no, pues, realmente es una pena, pero bueno. Siempre hay gente que realmente quieres ver pero no puedes… aunque yo también pienso quesi viven cerca y realmente quieres, se consigue.
Yo me he estresado, y mucho, he estado con amigos y pensando en los amigos siguientes y después pensando en que tenía cena en casa de tal y al final de todo, sintiéndome mal por no haber pasado el tiempo suficiente con la gente que quiero. El tiempo no da para más… es lo que hay, ojalá los días fueran más largos cuando estas de visita.
Nuestra familia y amigos realmente nos quieren mucho y nosotros también, pero, por desgracia para todos, aquí ya tenemos otra vida, otra realidad y lo mismo el niño, no podemos renunciar a nuestros orígenes, ni quiero que pase, pero tampoco podemos limitarnos a vivir aquí y volvernos al pueblo o a la ciudad cuando tenemos unos días libres… hay que visitar otros sitios.
Así que, pese a ser difícil hay que meterse en la cabeza esto y saber que vivir fuera no te permite ver a tu familia y amigos tanto como quisieras, es la dura realidad. Hay que asimilarlo y vivir con ello. Eso sí, cuando estés en casa, intentar disfrutar lo máximo posible, algo que con hijos para algunos es fácil, pero para otros no. Cuando sea más mayor supongo que podremos mandar a Ekai más tiempo con sus abuelos, tíos y primos!
Es un post un poco tristón, lo sé! Publicaremos algo más alegre la próxima vez!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s