Nacimiento de Ekai

Evidentemente yo no sé qué es dar a luz, pero si puedo tener una perspectiva de lo que puede ser, sé que es una experiencia muy dura (eso siempre) y a veces puede ser gratificante pero otras no. Por eso son muy importantes los hospitales. Aquí en Birmingham no nos podemos quejar de cómo nos trataron, Ekai nació en el City Hospital y, aunque las instalaciones eran un poco antiguas, tanto las observaciones antes de nacer como las de después fueron muy bien.
Lo que fue el parto fue un poco diferente ya empezó un poco raro porque justo antes de nacer, mi pareja sabía que estaba a punto de dar a luz pero la enfermera de turno pensaba que no… No voy a dar más detalles pero esto podría haber arruinado toda la experiencia, afortunadamente se quedó en una anécdota más para contar.
Otra cosa que no me gustó del hospital es que como parecía que el niño no iba a nacer durante la noche (que al final si, nació a las 4.30 de la mañana) me mandaron a casa a las 9 de la noche porque el horario de visitas se acababa, parece que es así en todos los hospitales públicos, a mi pareja la trasladaron a una habitación grande compartida con otras mujeres y yo no podía estar, de hecho no podía volver de visita hasta el día siguiente a partir de la una del mediodía…
Por cierto, esa noche (ley de Murphy) se me fastidio el móvil y era el único contacto que tenía el hospital conmigo. Me costó un montón pero conseguí darles el número de casa y encontré un teléfono viejo para meter mi tarjeta, lo único que tenía sólo una rayita mínima de batería y no tenía cargador… imaginaos lo que dormí… nada. Finalmente el niño sí que venía esa noche y tanto mi pareja como el hospital me llamaron. Estuvo genial porque mi pareja me llamo, me dijo que el nacimiento era inminente y el teléfono se apagó justo al colgar y ya saliendo de casa me llamaron del hospital al fijo, que jamás pensé que pasaría porque aunque le repetí mil veces mi lo que me paso, mi experiencia en este país me dice que no me van a entender.
El niño nació, pequeñito porque fue prematuro (solo una semana) pero fue bien en general, para ella fue doloroso pero también hubo situaciones cómicas, dignas de una peli. Cuando tenía a Ekai en mis brazos de repente me dijeron que me tenía que marchar… así que me tuve que ir… a las 7 de la mañana iba camino de casa con una sonrisa de oreja a oreja y en principio no podía volver hasta la 1 del mediodía. Me metí en la cama pero… quien puede dormir!!!… me duché y lo primero que hice es llevar el teléfono a arreglar, tenía que tener mil whassaps y mil llamadas y yo sin teléfono en el día más importante de mi vida!!!
Después aunque hasta la una no podía ir al hospital me colé y a las 9.30 estaba allí, al lado de mi pequeñín y de mi novia que no había dormido nada. Fue increíble.
En este país te animan a que la madre dé el pecho a sus hijos. En general las británicas no son muy proclives a hacerlo (según me comentaron en el hospital, por lo tanto, no lo puedo afirmar con rotundidad) y el gobierno gasta al año muchísimo dinero (supongo que en leche materna) debido a ello. Ekai recibió pecho los seis primeros meses, aunque le costó mucho al principio decidimos seguir adelante, pero cada uno es libre de hacer lo que quiera y en el hospital era como que casi te hacían sentir mal si no dabas pecho o si mostrabas dudas, tampoco me gustó esa actitud.

Una de las primeras fotos de Ekai recién nacido.
Una de las primeras fotos de Ekai recién nacido. 26 de Noviembre de 2014

Eso sí, las enfermeras estuvieron super atentas y cuidaron muchísimo tanto de Ekai como de su madre…
Lo mejor es volver a casa con tu niño sano y salvo en brazos, después de meses de sentimientos encontrados, ya que es una mezcla entre alegría, ganas y preocupación, es un alivio que el primer paso de todos ha salido bien y pensar en todo lo que queda por delante…

Anuncios

8 comentarios en “Nacimiento de Ekai

  1. Mi hija nació el 5 de Enero de 2015 en el Good Hope (se lleva muy poquito con Ekai!) y tuve una experiencia bastante similar. Casi me hacen cesárea de emergencia ya que todo se complicó mientras yo estaba sola en esa habitación compartida, pero menos mal que me aferré al 5% de posibilidades que me daban de parto natural y pude estar con mi pareja y con mi hermana y todo salió bien. Lo que cuentas es tal cual. Hospital antiguo con cortinas ochenteras, políticas estrictas que te hacen sentir muy sola en el día más importante de tu vida mientras pasas las horas dolorida esperando, personal que te trata de maravilla y agradecimiento por lo que te llevas a casa.
    Me gusta mucho tu blog!
    Un saludo,
    Silvia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s