Birmingham para un niño?

El fin de semana de Halloween ha ido genial, Ekai lo pasó muy bien en la guardería y siguió jugando el sábado, también vestido de calabaza dio SUS PRIMEROS PASOS!!! Además lo hizo a lo grande… en la zona de juegos de la biblioteca de Birmingham con toda la gente mirándole, él sólo en el centro de la pista… Fue genial, ahora sólo le queda seguir un poco más y en breve acabará corriendo. Supongo que muchas madres y padres que ya han vivido esto coincidirán conmigo en que este es un momento en el que se produce una mezcla de sentimientos encontrados: Por una parte estoy muy contento porque Ekai comienza a caminar y por otra parece que ya deja de ser un bebé para convertirse en un niño… o algo así, no creéis?
El domingo estuvimos en una casa de bolas en el centro de Birmingham, al lado del Bullring, el centro comercial que domina la ciudad desde hace algo más de diez años (el Bullring es un lugar que nunca me ha gustado, pero en general no me gustan los centros comerciales). La verdad es que Ekai lo pasó muy bien, pero en vez de revolcarse entre las cientos de bolas que tenía alrededor, cosa que yo hice, se fijó en un tobogán y no quería salir de él, la cosa es que estuvo una larga media hora intentando subirse por el lado en el que se baja y era imposible pararlo… que cabezón, se nota que es medio vasco!

IMG-20151102-WA0000 IMG-20151102-WA0003
Birmingham, aunque parezca que no, tiene bastantes alternativas para los niños: juegos y actividades en museos, baby groups, talleres en iglesias, en las bibliotecas, incluso el Aston Villa tiene antes de cada partido en casa una sesión para niños en un pabellón anexo al campo, está muy bien, sólo hay un problema, todo empieza pronto y acaba pronto, ayer a las 5 ya estaba todo acabado y la única opción era marcharse a casa… Por no haber, no había ni una cafetería abierta en el centro… A LAS 6 DE LA TARDE!!!! Con todos los años que llevo aquí no debería, pero todavía me frustra.
El tiempo y la caída temprana de la noche tampoco ayudan, pero en verano, lo he comprobado y tampoco hay nada, es más en muchos parques, por lo menos en mi zona, la mayoría de las veces cuando vas a llevar a los niños a los columpios están libres, bueno, no sólo eso, están vacíos completamente… No van los niños a los columpios en esta ciudad? Si la última vez que estuve en mi pueblo los niños (y los padres) hacía cola por pillar un culumpio! Por favor, si alguien piensa lo contrario o ve habitualmente niños en los columpios a los que va que me lo diga y me dejará más tranquilo.

Igualmente, en mi barrio y en TODOS los que he estado en Birmingham no hay gente por la calle.  Por el centro durante el día sí, pero a partir de las 6 de la tarde, New Street no parece el centro de la segunda ciudad más grande del Reino Unido, ahora con el mercado alemán la cosa cambia, pero después… nada.
En fin, aquí van algunos pros y algunos contras de vivir en Birmingham, ya no sólo con un niño, también para un adulto. Hoy he estado en la piscina con Ekai y se lo ha pasado en grande y mañana iré a un baby group cercano a mi casa (Ladywood para los lectores que vivan en Birmingham). En el siguiente post hablaré sobre ambas cosas que son geniales y al crío le encantan (aunque yo me lo paso igual o mejor que él). Ambas son sin duda parte de los pros de vivir en Birmingham.

Este post se lo quiero dedicar a Inma Buendia que fue la que me dio la genial idea del nombre del blog. Oh my dad ya existía, así que se quedó con Oh mi dad! Gracias Inma!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s